martes, agosto 16, 2005

Delincuencia Jacha.

Sonando en mi cabeza: Claro que si (Entre Ríos )
Claro que si / claro que brindo por ti/ Claro que si/ claro que brindo por ti/ Y si no estás / no será igual/ Ahora quizá / digamos nada para actuar/ Y las palabras/ que no podre coleccionar/[....] Dulce es el camino hacia vos
Yo no sé muy bien que tipo de estructuras mentales conducen a alguien al racismo. Supongo que es algo que nunca he tenido cerca.
Vale, eres racista por que sientes cierta animadversión hacia un grupo social o racial. Y encima no reprimes tu odio y acabas cargando contra elementos de dicho grupo. La cuestión es de donde surge ese sentimiento, que coño lo provoca, quien te lo ha infundido. Te ha hecho algún mal ese grupo de personas?
Yo no creo ser racista. Me niego a ello, por que me parece de lo más cateto y anti-urbanita. El racismo infunde a sus poseedores un innecesario perfil de brutalidad y analfabetismo que no es nada cool.
Sin embargo, todos somos humanos y es muy dicifil negarse a ser llevado por el sendero de cierta inmoralidad vengadora.
Ya os conté en alguna ocasión que vivo en los suburvios de ésta ciudad mía. Eso es algo de lo que, aunque resulte de lo más cutre y nada glamuroso, no puedo sino sentirme orgulloso y agradecido. Se aprenden muchas cosas viviendo en un barrio como el mío, y además se siente una especie de pertenencia a lo más bajo, que es algo por lo que siempre me sentí atraído.
Como en todo barrio marginal español que se precie de serlo, esto está sobrepoblado de gitanos. Algo que ha hecho de mi barrio uno de los puntos calientes del narcotráfico en la Castilla norteña. El narcotráfico es el problema más visible de cara al publico ajeno a la situación real.
Pero el mayor problema es mucho más profundo. Se alimenta del día a día. La convivencia puede llegar a ser muy dicifil, y sé que no es muy atractivo señalar culpables, pero es que hay veces que son demasiado evidentes.
Esta tarde me he enterado que un grupo de seis gitanas atracaron, sin necesidad de más armas que ellas mismas, un supermecado de mi calle propinando una paliza a la única dependienta. De eso hace ya dos meses, pero estas cosas, no sé bien por que, no se suelen contar. Ahora la baja laboral de la chica se alarga por depresión.
El mismo grupo han vuelto hace poco al mismo lugar y han repetido la misma acción. Sólo que ahora la dependienta se ha librado de la paliza por huir a tiempo. A pesar de este tipo de situaciones la policia tarda más de 30 minutos en llegar cuando se la llama, y nada hacen por la identificación de las culpables.
Así es facil comprender que haya quien vea a la policía como un simple cuerpo represivo.

2 comentarios:

crisis dijo...

No tengo nada que decir al respecto, sólo que es la pu... sociedad la culpable de estas cosas aunque quien lo hace realmente no se ve empuzado por nadie, pero sé lo que digo.
Por cierto no contento con repetir comentarios en mi fotolog exactamente iguales, ahora tripites!!!! increible

Fanmakimaki dijo...

Pues en el fondo todos somos racistas y todos tenemos prejuicios más o menos acusados. Yo por ejemplo conozco gitanos integrados que muy bien (iban a mi cole), pero hay una gran mayoría que son muy racistas con el resto de no gitanos y que van por el mundo como el que no tiene nada que perder y formando parte de una sociedad paralela. No me gusta esa actitud.