miércoles, noviembre 23, 2005

Memorias de un viaje a la Capital.

Capítulo 2. Falo en la ciudad. Sonando en mi cabeza: Chas! Y aparezco a tu lado (Alex y Cristina )
No soy mas que tu/ tu fantasía
Tan veces soñaste/ que se hizo realidad
Pero lo que tu/ tu no sabias
Es que los sueños no se pueden dominar
Cuando crees que me ves/ cruzo la pared
Hago chas! Y aparezco a tu lado
Quieres ir tras de mí, pobrecito de ti
No me puedes atrapar
Y yo soy capaz/ de entrar en tus sueños
De volar por el cielo/ caminar sobre el mar
Y de pronto hacerme de carne y hueso,
Cuando crees que me ves/ cruzo la pared
Hago chas! Y aparezco a tu lado
Quieres ir tras de mí, pobrecito de ti
No me puedes atrapar
Si tal vez/ tu traes alguna invitada
si se pone pesada/ y no te deja en paz
Una mano helada sobre la espalda
Un par de trucos y no vuelve más.
Cuando crees que me ves/ cruzo la pared
Hago chas! Y aparezco a tu lado
Quieres ir tras de mí, pobrecito de ti
No me puedes atrapar

Hay que admitir que la industria química es un mundo apasionante. Yo esto es algo que no comprendo, pero que deduzco del entusiasmo mostrado por la mayoría de mis compañeros de estudios en una cosa tan absurda como es una feria química.

Como no se puede juzgar sin conocer, y dado que soy un tipo muy jucioso, me acerqué con el resto de borregos universitarios a Fira Barcelona, ese inmenso lugar en el mundo, para admirar las maravillas de la tecnología química.

El entusiasmo de muchos, entre los que me incluyo abiertamente, se fue tornando en una inconmensurable avidez en busca de todo tipo de objetos publicitarios. En pleno síndrome del anciano del Inserso, buscábamos en nuestros compañeros toda novedad que mangonear en cualquier expositor de bombas neumáticas o filtración a vacío. No importaba que fueran bolígrafos, inservibles vasos de plástico, o absurdas pulseras de goma inscritas con eso de Cloro es vida. Algo mucho peor aún que aquello de Benedicto XVI. Concilio y tradición.

Tras una visita por Fira, y calmada nuestra fiebre de gratuidad, el entusiasmo de nuestro único día barcelonés con el rebaño se colmó con la visita a ese inmenso pene turquesa que surge de entre el perfil de Barcelona, La Torre Agbar.

Era la primera vez que entrábamos en un falo gigante, y eso se dejaba notar en la emoción de los visitantes. La primera impresión del rascacielos erecto fue que aquello era sobretodo una cosa inservible, carente de todo sentido pragmático. Pero con un halo de fabuloso prostíbulo futurista, iluminado con tenues luces rojas y con una sala de conferencias que podría ser perfectamente un sofisticado centro de proyección de cine pornográfico.

Por la noche Barcelona es una ciudad muy grande, tanto como por el día. Pero los bares cierran a las 3 de la mañana y eso es indigno e impropio de la capital del Mediterráneo. Sin saber muy bien cómo y con la ayuda de la guía de marzo de la Zero acabamos en uno de los muchos centros de ambiente de la ciudad dirigidos por ese gran Emporio del ocio invertido que es el Grupo Arena. Espectáculo drag, Madonna sin parar en cada una de sus etapas de reinado del pop, y mucho alcohol.

Con estos ingredientes no fue de extrañar que una loca drogadicta nos persiguiera a Nuka y a mí en nuestro viaje al baño en pos de la vomitona, creyendo sin duda que la urgencia era de índole bien diferente.

Nuka alcoholizada e indignada pregunta a los transeúntes del baño:

-Pero tengo yo cara de pasar drogas?

Esto a voz en grito nos ayudo a hacer nuevos amigos. No hay ningún sitio para conocer a gente nueva que los baños de una discoteca de ambiente. Aprended eso.

Estrechando lazos, el grupo G acabó la jornada pensando en prescindir en adelante de toda visita con el rebaño, y en dejarse guiar sin planes por el espíritu nocturno Barcelona. Aunque fuera sin la compañía esperada.

Como hay por ahí quien dice que Moderno de mierda no vivió infancia alguna, sin Caballeros del Zodíaco ni Chicas de Oro, el Moderno se desmarca con un tema de esos que marcan infancias y vidas enteras, para bien o para mal.

Alex y Cristina fue un grupo ñoño y nada trascendental, dentro de esa corriente pop ochentera con aspiraciones comerciales que surgió tras la Movida, que con chas! alcanzó su mayor éxito y de paso firmó una de esas canciones que se quedan grabadas durante años en la cabeza de varias generaciones. Y esto tiene mucho mérito, salvedad hecha de las carencias del un tema de melodía facilona como este.

Sus protagonistas se montaron la vida como pudieron desde entonces, bien alejados. Álex de la Nuez siguió con poca fortuna en el pop, y aún hoy pulula por ahí dejándose ver sin tener nada que decir ni que hacer. Yo os digo que este tipo es carne de Aventura en África.

Cristina Rosenvigne, que a mí me super-encanta mucho más que el pedante de su ex compañero musical, tuvo algo más de suerte con los Subterráneos primero y luego en solitario. Con aquellos firmó otro tema no menos memorable que del post, Voy en un coche, en una línea más roquera musical y estéticamente, y con su propio nombre ha grabado algún que otro disco sin intención ni actitud para entrar en el Star Symtem.

15 comentarios:

Noe dijo...

Que razon tienes cuando dices que el los baños de ambiente se hacen amigos. El viernes pasado, acabe hablando con una belga en mi ingles de borracha...

Mara Jade dijo...

Ains... cuántas amistades nocturnas se hacen en los baños de los bares... q si has visto que pedazo de tío... y la guarra esa que está ahí bailando... pos anda que el camarero...

Inolvidable...

Telita dijo...

Ay, de verdad, qué bonito todo. Lo mejor lo de ¿tengo yo cara de pasar drogas? Estupendísimo.

Fanmakimaki dijo...

Alex y Cristina eran superhorteras pero me encantaban como buen ñoño que soy. En cuanto al falo gigante, lo tuyo es muuuuuuuuuuy fuerte. Yo lo veo más gaudi qeu falo. No hay referencia a Gi. Veo que eres un caballero, petardo pero caballero.

Mara Jade dijo...

FanMa... yo es que cdo vi la torre esa... TAMBIÉN PENSÉ LO MISMO! jajajaja...

Y pa ti Modenno... NO ME GUSTA JUDE LAW NI JARTA DE GOMINOLAS!! To pa ti... es que pa mi gusto está mu escuchimizao!

poto dijo...

rascacielos erecto?jaajaj q me parto:muy bueno!
oye nuka,q yo te tenia x una chica seria.Eso si cuando t ponen Alaska t tranformas ;p

Nuk dijo...

En general no tengo ninguna cara de pasar drogas, pero hay que reconocer que esa noche dábamos el pego totalmente, pero tanto tú como yo, con esos ojos trinegros (como diría el tercer miembro del equipo G) que nos pintamos tan "cuidadosamente" en la habitación del albergue.

-marsonico- dijo...

Ké pena no poder haber ido a BCN con vosotros... es lo ke tiene estar tan solicitado por el mundo del diseño y la informática. Alex y Christina me gustaban en su época, y hace poco conseguí el último disco ke sacaron. Cuando ella se pasó a Los Subterráneos me encantó el disco ke hicieron, sobre todo "Tú por mí", "Pulgas en el corazón" y "Voy en un coche". Por ahí he leído algo de Jude Law... sujeto ke me entusiasma, sobre todo después de haber encontrado a cierta persona ;**

-marsonico- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
-marsonico- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adhará dijo...

Dios!! me encantaba esa cancion
pero ahora no me la puedo quitar de la cabeza. ¿porqué pones canciones pegadizas que no se alejan de mi? OIGO VOCES!!!!
Besoides

alejandro dijo...

que no; sólo me da una lata enorme traducir estos artículos. y las cartas tenían que ser escritas en inglés

alejandro dijo...

yo cuando las ví, pensé que estas fotos eran una maqueta. No podía entender que hubiesen erigido un falo gigantesco en barcelona. No me entero de nada.

Celestina dijo...

Esa cancion es mitica para cualquier fiesta en la que ya haya cierta ligereza etílica. Pero a mí me gusta más cristina sola: voy en un coche, que robé anoche a un tipo listo que iba a ligar...
Beso!!!

Telita dijo...

Y por supuesto, la canción es lo más mejor. Cuando crees que me ves cruzo la pared, hago chas y aparezco a tu lado, quieres ir tras de ti pobrecito de ti, no me puedes atrapar...