martes, octubre 04, 2005

Depresión post Gi. Parte II: Historias de un fin de semana.

Sonando en mi cabeza: Crooked Teeth (Death cub for cutie )
It was/one hundred degrees/as we sat beneath/a willow tree,
Who's tears didn't care/they just hung in the air/and refused to fall/to fall.
And I knew/ I'd made horrible call,
And now/the state line felt like the Berlin wall,
And there was/no doubt about which side I was on.
Cause I built you a home in my heart,
With rotten wood/it decayed from the start.
Cause you can't find nothing at all/ If there was nothing there all along.
No you can't find nothing at all/ If there was nothing there all along.
I braved treacherous streets/And kids strung out/on homemade speed.
And we shared a bed/in which I could not sleep/ At all, woo, hoo, woo, hooOoOo.
Cause at night/the sun in retreat/Made the skyline look/like crooked teeth,
In the mouth of a man/who was devouring/us both.
You're so cute/when you're slurring your speech But they're closing the bar/and they want us to leave.
And you can't find nothing at all/If there was nothing there all along.
No you can't find nothing at all/If there was nothing there all along.
I'm a war/of head versus heart/And it's always this way.
My head is weak/ my heart always speaks/Before I know what it will say. And you can't find nothing at all/If there was nothing there all along.
No you can't find nothing at all/If there was nothing there all along.
Me coloco delante de la pantalla, y siento la presión de tener que escribir cómo nos fueron estos días en Barcelona. Y se me hace difícil empezar, y sospecho que también va a ser muy difícil continuar por que no sé muy bien cual es ese límite tan peligroso entre lo privado y lo público que la perra (con cariño, nena) de Telita me invita a traspasar.
Es algo que pasa cuando empiezas con el blog; te dices a ti mismo que va ser un espacio íntimo donde poder desdramatizar y hacer burla a tus problemas. Donde poder despellejar a gusto a todo y todos los que me apetezca. Por que me encanta despellejar cosas, es un halo de peletero frustrado que tengo.
Y luego descubres en un viaje a tu madrina bloguera y folologuera, a la reina bollo del blog. Y claro, pues ella sí que tiene un halo como de grandioso icono cibernético, para nosotros al menos, fans desesperados suyos como somos. Fans de sus pequeñas delicias en forma de entradas de un rincón de Internet.
Y luego está el fabuloso fin de semana que pasamos con ellas, una experiencia en plan Grand Prix, como dice Poto. Esa Villa Canicas con auténticos caballitos pony de colores y perfectamente peinados en el comedor, con las paredes de colores, armarios-pizarra, habitaciones estilo loft y menú de pasta con cacahuetes incluido.
Una preciosa gata negra, de nombre Maga, con unos increíbles ojos verdes y bruscos movimientos llenos de gracia y elegancia felinos, que intenta mamarte el brazo (ahí me puse tierno, que cosa más preciosísima que te intenten mamar)
Una pequeña fiesta en plan bollo radical, con Calimotxo y una encantadora asturiana de perfil nórdico (preséntate a ese casting, por Dios, aunque sea con el traje regional) intentando en vano hablar sin la a.
Una discoteca completamente llena de lesbianas, que yo en mi ilusa inocencia provinciana nunca pensé que pudiera existir una reunión de tantas bolleras en tan poco espacio.
Y bailar hasta no poder más.
Perder la vergüenza a ritmo fangoriano, y perder un número falso de móvil en manos de una desconocida, a veces ilusionada, a veces atónita, a veces cómplice.
Una tarde paseando descontroladamente entre el Metro y el Bus urbano para no llegar a ninguna parte, y en el fondo recorrer toda una ciudad.
Una tetería repleta de encanto y recuerdos, con cachimbas estropeadas que no saben ni a plátano ni a nada y que solo consiguen marearte con su humo espeso. Y unos bocatas escasos, que nada tienen que ver con las grandiosas fotos de los anuncios, a quien engañarán, antes de la despedida.
Pero en definitiva estos son solo pequeños accidentes de la vida, de nuestro encuentro en Barcelona en donde cayó el mito y apareció la persona. En donde descubrimos que Gi Arminsen, esa dulce pleveya de encantadores movimientos arrítmicos y gestos inclasificables, es alguien capaz de convertir de un fin de semana desenfrenado en unos días pausados y divertidos. Entre el relax y la complicidad.
Pues si, querida reina bollo del blog, nosotros seremos cómodos como los sillones reciclados de tu salón; pero tú eres divertida y familiar como un juego de mesa. Digamos que como un Tabú de mercadillo.
La música de fondo para este Segundo Episodio de nuestras hazañas catalanas va a correr a cargo de Death Cab for Cutie. Estos norteamericanos llevan ya muchos años deleitando a su público con fantásticas canciones cuidadas hasta el extremo. Como ésta, mi favorita de su último álbum, Plans. Y es que a mí esta canción tan dulce y perfecta me recuerda horrores a la Arminsen.
Todo en Death cab for cutie rebosa melancolía, hasta sus tracks más desenfadados incitan a la reflexión y el recogimiento. Si bien esto es una opinión muy personal, y hay quien es capaz de bailarse a los Death cab en plan reina de la pista.
Yo no, a mí este cuarteto genuinamente americano me inspiran momentos íntimos de calidez invernal, como de bienestar delante de la chimenea. Con esos leves ritmos electrónicos y esa voz tan inconfundible y pausada, Death cab for Cutie son necesariamente el mejor acompañamiento para hacer más llevadero un domingo por la tarde.

11 comentarios:

Telita dijo...

Ayyyy, qué bonito. Qué bien lo cuentas. Estos posts te hacen más cercano, más humano. Sabes darte a tu público. Tienes la maestría de Soraya, el aire desgarbado y despreciado de Idaira y el carisma de Guille Martín(porque lo de Idaira es simple ternura que despierta el perdedor). Mejor esto todavía que la compa con "El canto", ¿verdad?. Jooo, y encima me linkeas...Ayyy, qué chu-chu-chuli que diría Ralph.

Fanmakimaki dijo...

Que blandito te veo. Si tienes corazoncito y todo je je je. Pues sabes que eso de estar es una discoteca lesbica tu solo rodeado de mujeres es como algo que me pone?. ;)

chupituni dijo...

Joder chico!!! Pues que bien lo has definido todo ;)

Ma gustao las formas :P

Besitoss

-marsonico- dijo...

Todo súper bonito, y además qué recuerdos de mi añorada Barcelona... pero lo del canto del loco me ha dejado absolutamente k.o.. La próxima vez que me digas algo por MSN y yo no esté delante del pc, al menos deja una despedida o, de lo contrario, la próxima vez gritaré... ;*

Nuk dijo...

Tienes razón en todo lo que has dicho, chato. Gi y Poto han sido encantadoras con nosotros. Hasta yo, en mi infinita timidez en el cara a cara, me sentí muy cómoda, a pesar de que no dejé de pensar en ningún momento que ellas estarían diciendo: ya están aquí otra vez estos pesados...
Bueno, y lo de la gata que tienen es increíble. Gracias a ella, me he reconciliado con el mundo de los gatos. Ahora ya sé que no todos me odian.
Sabes que tenemos que repetirlo, verdad? Así podremos terminar de examinar esas pequeñas obras de arte que son las libretas de Gi. Me quedé con ganas de más.

Imoq dijo...

¡Barcelona! ¡Quiero conocer esa Barcelona magistralmente descrita por ti! ¡Quiero estar en un lugar lleno de lesbianas, aunque me dé miedo!

Quiero, quiero...

Mara Jade dijo...

Estoy flipando... estás anonadado!! Seguro que eres tú?

Celestina dijo...

Es la mejor descripción de un viaje que he leído nunca. Ahora, una cosa te digo, plebeya es con B de Barcelona!
muacks!

MM dijo...

¿ El eclipse nos ha transtornao a todos todos?

maifred dijo...

barcelona es fantastica, yo vine por unas vacaciones y me quede a vivir!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.