domingo, julio 17, 2005

Una y no más, Santo Tomás

Tradicionalmente el matrimonio ha sido una cosa para toda la vida. Un vínculo indisoluble por el que Dios une a un hombre y a una mujer para que sean fieles en la salud y en la enfermedad. Y para que traigan al mundo a más soldaditos de Cristo.
Este tipo de asquerosas absurdeces, sacadas de alguna película de terror psicológico, capaces de joder la vida de tantas personas (como ha acostumbrado siempre a hacer la Iglesia Católica), se van a acabar. No como el frotar, que esperemos no acabe nunca.
Ahora que los maricones tambien nos podemos casar, aunque muchos no lo hagamos por que eso de casarse, a pesar de todo, siempre será algo asociado al horror de la costumbre. Ahora que el matrimonio es cada vez mas concevido como un contrato, por que es reaccionario considerar que el amor puede cimentarse o celebrarse en una ceremonia. Ahora que te puedes divorciar en un plis, sin esperar mas de tres meses.
Ahora llega la revolución de la contrafamilia, de la antifamilia.
Ahora el foro social se va a tener que joder, por que han tenido la desgracia de vivir el 2005 y no el 1457, y por que sus hijos pueden llegar a ser más maricones y más bolleras que Liberace o que Navratilova.
Ahora es nuestro tiempo y vamos a comernoslo!

2 comentarios:

Nuk dijo...

Este comentario es posterior al que he hecho en tu nueva entrada, pero como no podía quedarme sin comentar...
Me he dado cuenta que esto del cristianismo es un tema recurrente en ti...En el post de la felicidad también lo mencionas. Creo que de alguna manera te fascina o tienes un trauma infantil. Esto último no me extrañaría, porque después de tener que vestirte de marinerito o de capitán (creo que era ésto, no?) para tu primera comunión, uno tiene que salir marcado para siempre ;D. Gracias a "Dios" yo no tuve que vestirme de novia a los 8 años, aunque por los regalos lo habría hecho, jajaja.
A mí el cristianismo es una cosa que no me disgusta ni mucho menos, que cada uno crea lo que le de la gana, pero la Iglesia es otra cosa, ya sabes lo que pienso.
Ah, tenías razón, te ha quedado un post muy propagandístico.

P.D. Yo también espero que el frotar no se acabe nunca XDDD

moderno_de_mierda dijo...

Era de capitán, reina.
a ver si te crees que yo podía vestirme de marinerito cualquiera