martes, diciembre 12, 2006

Al fin del camino

Hoy tenía pensado escribir sobre un tema bien diferente. Algo comprometido y trascendente.

Pero en el plan intimista y emocionalmente pragmático en que me hallo inmerso, he decidido prescindir de toda discusión y alegato de algo que, en definitiva, queda muy alejado de mis circunstancias.

Y es que esta noche he acabado solo a medianoche, sentado en medio del sofá, rodeado de cojines en plan jaima y dejando caer un par de lágrimas por mi cara. Esto sí que son circunstancias propias.

Ha resultado una escena tremendamente patética, soy consciente. Pero así es moderno de mierda, sincero y transparente como una vajilla real de La Granja. Y más caro aún, por si os lo preguntabais.

Yo, que no soy nada presuntuoso, creo que lo que ocurre es que soy de un sensible que tiro para atrás y no me puedo resistir a un buen final feliz.

Esta noche acababa mujeres, quizás la mejor serie de ficción que haya dado la televisión de este país. Que yo recuerde, claro, que uno aún no tiene edad suficiente.

Sus responsables, Dunia Ayuso y Félix Sabroso, y esto no es ningún descubrimiento, construyen una pareja artística demoledora. Desde sus comienzos frívolos (Perdona bonita......) hasta el toque maduro y comprometido de Mujeres, estos dos no han perdido nada de su interés por la humanidad de los personajes y lo entrañable de las relaciones que les unen.

Mujeres es un retrato hecho con humor y cariño de una parte importante de la sociedad española. En una familia matriarcal, de clase media, caracterizada por un estilo de vida con el que no podemos dejar de identificarnos, surge el drama. El drama entendido como un nudo argumental plagado de situaciones familiares, cercanas y fácilmente imaginables a nuestro alrededor. Contadas y sentidas con una ternura de la que nuestra percepción real adolece.

Esto de entender la vida cotidiana como un motivo entre cómico y entrañable es todo un descubrimiento. Lo es al menos en el modo que Dunia y Félix (amigos míos de toda la vida) crean Mujeres. La honestidad es el mejor camino para reflejar una realidad. Y en eso, Mujeres sale ganando.

3 comentarios:

Julio dijo...

me fascina la filosofía de los personajes de mujeres...quizá lo mío sea en plan "una defensa es el mejor ataque" pero siempre he tendido a reirme de mi mismo antes de que se rían los demás. así he sobrevivido, que no es poco.

enebro dijo...

Una gran serie. El público ha sabido captarlo a pesar de ponerlo en La2, con competencia dura como CSI.

Noe dijo...

Me lleve una grata sorpresa al descubrir esta serie, me encantó... pero me heperdido los ultimos capitulos. Supongo que emule me ayudara.