domingo, septiembre 11, 2005

Mundo pop, mundo efímero

Sonando en mi cabeza: Champú de huevo (Tino Casal )
Quién te apartó de aquella sucia esquina/ quién te enseñó a volar/
quien pusó fin al precio en tu mirada/ quién te enseñó a maquillar/
quién escogió el tinte de tu pelo/ quién te enseño a vestir/
quién pusó alas en tus tacones/ quién te enseñó a sonreir/
Dices que te vas/ que es más alto que yo/
me cambias por un Frankestein/
me dejas hecho polvo con tu sexy-ficción/y crees que me voy a morir.
Champú oooh oooh/ de huevo//
Clases de mecanografía/ o clase de ballet/
siempre pensando en la peluquería/ total para qué/
estoy cansado de pagar facturas/ siempre me toca a mí/
tanta, tanta, tanta locura/ y siempre pensando en tí/
Dices que te vas/ que es más alto que yo/
me cambias por un Frankestein/ dejemos de jugar al gato y al ratón/
y nunca más te llamaré.
Fíjate. Sábado por la noche, despues de un dia terrible entre mi habitación y la biblioteca. Y viendo la tele. Un asco todo, de verdad. Si no fuese yo mismo, me deprimiría.
Pero no, yo llego al salón, le arrebato el mando al resto de la familia dejando claro que esta semana no va a haber Salsa Rosa. Para qué ver salsa rosa con tu madre al lado si no puedes llamar a nadie puerca, ni comentar las tetas que se ha metido la última concursante de algún reallity, ni esas cosas que hacen tan divertido ver Salsa Rosa con mis delicadas amigas.
Pues no, los sábados noche en mi casa (que mal suena esto, de verdad, como si fuera autista) son culturales, son noches de La 2. Yo es que no estoy acostumbrado ya a ver la tele, y mi nivel cultural ha ascendido por encima del resto de la masa de este país. Y claro, pues puestos a sentarse en el sofá delante de la tele, mucho mejor ver La 2. No sé como vivo desde que no veo Saber y Ganar, chicos. Es un sinvivir.
Y bueno, pues descubro que están remitiendo Six feeth under, los sábados tarde, paralelamente al partido de la liga, y solo para comunidades con televisión autonómica. Vamos, que está puesto en plan batir records de audiencia.
No entiendo aún por que me atrae tanto este serial, con lo deprimente y gris que es todo. No sé, será ese punto absurdo e imprevisible que tiene todo. Es todo un asco, pero un asco sorprendentemente fresco. Además tiene todo un aspecto muy indie, indie deprimente, eso si (no voy a hablar de La Buena Vida) Por ejemplo, el personaje gay de la serie es tonto del culo, que deja a un chico monísimo, abogado y de buena familia por que está enamorado de su ex, policía brutote, sin sentimientos y mucho menos mono. La prometida del hijo mayor, niña prodijio, va por ahí masturbando a a uno de sus clientes (es masajista), la hermana de la madre es una loca hippie drogadicta, y su novio un florista ruso adicto al vozka. A mi todo esto me maravilla, a pesar de estar todo rodeado de muertos y ataudes.
Supongo que en el fondo es todo una metáfora de la vida, pero ese tipo de reflexiones se lo dejo a Telita, que ya debe ser experta.
Bueno, pues luego el documental de Joaquín Lucky, que a mi me parece que es una cosa marivillosa si hubiese estado bien llevada. Por que, claro, pues Lucky, que en paz descanse por otra parte, pues era un señor de otra generación, no? Acabado ahí en los 40 principales, no como otros mitos del periodismo musical del país como Jesus Ordobas (que hubiese pasado si Ordobas hubiese hecho este documental?)
Y mucho sesentarismo, que muy bien, que el pop (que es de lo que trataba el documental, del pop en España) tambien existía (nacio, de hecho) en los 60. Lo mejor, Karina, que viendola pues parecía una poppy cualquiera, os lo prometo, una cosa más sorprendente todavía que A dos metros bajo tierra. O sea, de verdad, una cosa de no creersela. Mírala, ahí tan popera ella para acabar de maruja desesperada buscando un hueco en la parrilla televisiva. Fijaos como pueden acabar todas estas popyes de ahora. Yo de ellas, empezaría a temblar.
Pues, bueno, que mucho pop sesentero y muy poco ochentero y noventero, que es lo suyo. Aunque claro, para un documental emitido en la 2 un sabado noche.... A lo mejor lo que fallaba era yo y no Lucky, que en paz descanse.
Nada de indie (se atrevieron a insinuar que la Oreja de Van gohg serían muy indies, hace falta tener valor y poco respeto a lo indie) y muy poco movida, aunque fue impagable ese momento trío de Almodóvar, Bonezzi y Berlanga cantando Groenlandia.
Así que nada de Planetas, ni de Family, ni de Chucho, ni nada. Pero lo que más me indignó fue la ausencia de Tino Casal, figura que hoy y aquí, como un nuevo moderno de mierda que soy, reclamo. Por que el Casal era lo más glam, lo más super y lo más petarda (en plan cool, claro) del mundo.
Fijaos sino en esta cancioncilla, dedicada al mismísmo McNamara (por aquellos entonces Fanny McNamara) Un lujo, Casal. Este si que es una asturiano para la historia y no el aburrido y feísimo de Alonso, hombre ya.

13 comentarios:

moderno_de_mierda dijo...

Perdonad por un post tan mal ordenado y apelotonado, pero es que cuando no hay tiempo, no hay tiempo. Lo que os digo, un drama todo en mi vida.

alejandro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Inocencio X dijo...

y que pasa con la chica pelirroja que luego entra a la escuela de arte y su novio se había acostado con su profesor y en la cuarta o tercera temporada se hace novia de otra chica superengrupida con la performanca. Y su novio (el que se había acostado con el profesor) le dice a su ex-novio de la primera temporada, hermano de la masajista "eres tan profundamente irrelevante", utilizando ese lenguaje tan artístico. Y sus fotos también eran un asco; unos retratos con papel picado encima, terrible. Y también citan a Matthew Barney, como yo en mi blog tan artístico

abrazos

-marsonico- dijo...

Ya era hora de que volvieras, que cada vez que entraba siempre me encontraba con tu post sobre el minimalismo. No es que me molestara, ni mucho menos, pero ya echaba en falta leer algo nuevo. También echaba de menos tus comentarios en mi blog. El último me ha encantado de principio a fin y estoy por hacerme una camiseta con él!!! Respecto al ojo de mi foto en plan rey del glam decirte que lo hice a posta para que se apreciara mejor la purpurina, el rímmel y demás parafernalia marikita-glam. Soy consciente de que quedó súper kitsch y súper hortera y súper-lo-peor, pero a mí también me importa todo una mierda... ;) muakis muakis!

Fanmakimaki dijo...

Tino Casal se adelantó a su época. Eloise es un himno.

Imoq dijo...

Me encanta "Six Feet Under" y lo mejor de todo es que no pierde frescura en las temporadas que le siguen, estoy loco por que empiece la siguiente ya, la historia se pone cada vez mejor.

Me encanta también leer lo que escribes, un besote mexicano.

Telita dijo...

Jooo, Moderno, me siento querida...Ummmm, pero qué cabroncete que eres. Yo analizo más lo cutre. Es que esas series irónicas, de frases anti-frases(hechas) y diálogos anti-diálogos(hechos) no se pueden criticar. Pero me he propuesto verme un capítulo de A seis metros...pinta bien, ya veo tiempo queriendo(verla).

Telita dijo...

Criticar en plan destruirlas...que es lo que le va a mi personalidad destructiva.

Mara Jade dijo...

Pues a mí Fernando Alonso me pone... mucho.

Nuk dijo...

Yo al Bonezzi éste no le conozco,ya me dirás quién es, pero al Tino Casal... cuando era pequeña me encantaba Eloise, ya la letra me fascinaba.

La primera vez que vi A dos metros bajo tierra la hija se acostaba con su novio en el coche fúnebre. A partir de ese día, decidí que seguiría viéndola.

Y en cuanto al reportaje de la 2, yo también lo vi (ya hasta nos quedamos en casa los mismos sábados!) Se te ha olvidado decir que salieron también el grupo Amistades peligrosas. Menudas letras las de éstos: hoy voy a ir al grano y te voy a meter mano, porque otro gallo así nos cantaría, tentamos a la suerte, tenemos que ir a muerte... estoy por ti, oh sii... (esta canción me marcó, jejeje)

Ah, y prefiero a Lucky infinitamente que al presentador de Diario pop, agghh

moderno_de_mierda dijo...

Pues Lucky está muerto ya, eh? En paz descanse, ya sabemos.

chupituni dijo...

Mmm... esto... buenos días!!! Pues nada oyes, que yo no me puedo quedar un sábado en casa y ver la tele, antes de eso me pongo una peli ahí a lo plan de: que haces el sábado noche? quedarme de tranquis en casa viendo una peli, no me apetece salir mucho de fiesta (y una mierda!!! o no sales, porque no tienes dinero o porque no hay planes, o como mucho mucho tienes que estar muy muy muy cansado).

Besitosss

Paquito dijo...

Dices que "Champú de huevo" está dedicada a Fabio McNamara. Hay quien dice que la canción es una venganza porque Fabio dejó a Tino y se fue con Almódóvar "... que era más alto".